Escoliósis y Yo

Cómo superas la ineptitud del sistema de salud en Chile: 5 Fases que aún no puedo terminar


Durante todo el tiempo que llevo enferma, he pasado por diferentes fases, -que claramente no son las mismas de una persona que tiene una enfermedad con un tratamiento inmediato- recordemos que llevo tres años sin diagnóstico definido:

Fase 1: Motivación y esperanza
Cuando me enteré que estaba enferma, lo primero fue acudir a la motivación y la esperanza de la “Recuperación”, irónicamente ponemos nuestra vida a merced del sistema de salud, y esperamos con aínco, que este nos de lo que esperamos, una solución… solución que hasta hoy no ha llegado…

Fase 2: Desesperación y angustia
Cuándo vemos que pasa el tiempo y nada de lo que nos ofrece “el sistema”, nos sirve para nuestra mejoría o dar solución a lo que padecemos, comenzamos a desesperarnos y a angustiarnos, por diferentes motivos, ya sea por nuestra propia falta de bienestar, o por nuestra familia. Te pasas mil rollos, y te ves en diferentes situaciones, que van desde una silla de ruedas, amarrada a una cama de por vida, o simplemente en el cementerio.

Fase 3: Rabia
Dado lo anterior (desesperación y angustia), hay un solo salto a la rabia, transformas todos esos temores que te atormentan y los conviertes en rabia. Te enfureces primero con el sistema -siempre el sistema tiene la culpa-, luego culpas a Diós de todos tus pesares -sea cual sea tu religión Diós, es el segundo culpable-, y te haces la misma pregunta una y otra vez, ¿Por qué a mi?.
Yo no recomiendo perder la rabia, pero sí enfocarla, la rabia nos sirve mucho para evitar no deprimirnos, mantenerse en un estado rabioso es mucho mejor -según creo yo- que deprimirse.

Fase 4: Depresión
Yo he caído algunas veces en esta fase, y créanme que no es nada agradable, sentir que no tienes salida, sentirte olvidada, que no eres nadie, y que quizá por eso, es que no recibes la ayuda correspondiente, hemos perdido total confianza en el sistema y sabemos que vamos directo al abismo. Y no lleguen nunca a la parte en donde decimos “Creo que es mejor morirme” pidan ayuda, nuestros amigos y familia son determinantes, ya que sin ellos, nosotros y nuestra salud mental y física, se iría realmente a la mierda, por nada del mundo se alejen, uno suele hacerlo, se aísla, se aleja de todos, pero NO! no lo hagan, al contrario, estar rodeado de la gente que te quiere, es lo mejor.

Fase 5: Alivio y recuperación
Como dice Robert Langdom en ángeles y demonios, “La fe es es un don que aún no me ha sido concedido”, yo por ahora opino exactamente lo mismo, Mi salud y recuperación, aún no me ha sido concedido.

 


Cheers! ღ

Un Té con Pijamas™

Anuncios

❀ Gracias por leerme, deja tu opinión ❀

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s